Sara, técnica seca

Dedica a alguien muy especial, Salvador Albril Bethencourt, por su especial participación en mi vida… Gracias…

WP_20131211_001

Lápiz compuesto, sepia y sanguina.

WP_20131211_002

Sara.

P.D. El cambio de color en el rostro, se produjo por la temperatura de color al momento de sacar la foto, no quise editarla.

Sanguina y Sepia

Una de mis primeras obras es esta técnica mixta, la sanguina, sepia y el carboncillo hacen una excelente combinación, en los retratos particularmente para mí son un encanto…

Es una niña...
Es una niña…

La sanguina es una variante del pastel, es decir pigmentos secos en polvo. se fabrica  a base de óxido de hierro.  Los matices de esta piedra, llamada hematite, van desde el escarlata al carmesí, del rojo al castaño o rojo muy oscuro. Está mezclado con caolín, que es un tipo de arcilla de altísima finura y calidad con la que se fabrica la porcelana.

Sepia es otra variante del pastel. Es caolín coloreado Se llama así por que su color antiguamente se obtenía de la tinta de la sepia o jibia un cefalópodo parecido al calamar. Actualmente este color se sintetiza, es marrón o terracota oscuro. No rojizo como la sanguina. Es muy resistente a la luz y se fabrican en tonos claros y oscuros.

Tiene la particularidad  de que combinada con el blanco y el negro se consiguen dibujos aparentemente a todo color, ideal para retratos y especialmente desnudos por sus tonos delicados. En el argot profesional  a esta técnica se la conoce como dibujo “a tres colores”.